Champú sólido

El neceser de viaje perfecto




El consejo número cinco que doy en cómo hacer “El neceser de viaje perfecto” es “sólido vs líquido”. En este punto recomiendo optar por pastillas de jabón o desodorante en barra, para poder viajar sin fugas y sin que te quiten los líquidos al pasar por el control de seguridad del aeropuerto. A raíz de ese post, fueron muchas las que, mediante tweets o mensaje, me aconsejaron usar el champú sólido.


Este verano, como iba a pasar tres meses en la carretera y montarme en más de seis aviones -sin facturar maleta-, decidí probarlo. Opté por la pastilla champú y suavementeGodiva” de Lush (55 g. por 9,95 €).

El champú sólido se usa como una pastilla de jabón, pero en el pelo. Es decir, te enjabonas- o enchampúas- el pelo y con el contacto con el agua sale espuma. Al contrato que con el champú convencional hace falta muy poco, y para mi gran sorpresa desenreda de maravilla con un solo lavado -y si me desnatada a mí que tengo el pelo ondulado hasta la cadera, le desnatada a cualquiera-. Además el olor que desprende es estupendo -el mío es de azahar- y persiste durante días.

Para trasportar este tipo de pastillas se tiene que tener algún tipo de  caja - me compré una metálica en  Lush por 2€ -. Lo que más me costó fue mantener la pastilla seca, ya que si la cajas no tienen agujeros y siempre se quedaba un poco de agua en el fondo, por lo que al final mi champú estaba un poco pastoso.

Al tener mayormente ingredientes naturales el efecto no es igual que lavarse el pelo con champú tradicional. En mi caso noté menos volumen y más caspa. Pero tras un par de semanas usándolo mi pelo se acabó acostumbrado y empezó a tener más brillo y fuera. Lo que menos me gusta del champú es que pica mucho si se mete en los ojos.

Lo más divertido que me pasó al usar el champú fue cuando chico me dijo: “Sarah, no te enfades, pero creo que te tienes que limpiar más las orejas.... Las tienes llena de cera”. Mi primera reacción fue limpiarme con el dedo y al ver un pegote tan grande y amarillos contesté roja: “No es cera… es el champú sólido”... Moraleja: asegúrate de encargarte buen las orejas.

¿Lo probaste alguna vez? ¿Te gustó? Y por último una pregunta blogger ¿Te lavas el cuerpo y luego el pelo o al revés?


No te pierdas los otros consejos para tener el neceser de viajes perfecto.