19 cosas más que se pueden hacer GRATIS en Toronto

Exprime la ciudad y no tu bolsillo (II)



Para mí esta ciudad es como una segunda Nueva York, pero en más pequeño y limpia. No soy yo la única que lo piensa, pues son muchas las series y películas que se ruedan en las calles de Toronto haciendo creer que son las de la gran manzana.

Con la llegada del otoño o de la primavera, cuando los árboles están en su máximo esplendor, siempre echo mucho de menos esta ciudad, sus largas calles rectas, los cables de los tranvías enredando la ciudad cual telarañas, las música en vivo de los bares.... Tal vez es porque hace ya tres años que no vivo en Toronto, y se me ha olvidado el frio invierno y el excesivo precio de todo.

Tras el éxito de la primera parte, descubro 19 cosas más que hacer en Toronto. Exprime la ciudad pero no tu bolsillo:

16. Ir al Art Gallery of Ontario (AGO)

Todos los días se puede contemplar su moderna y traslúcida arquitectura del AGO, al igual que jugar con la gran estatua, del artista británico Henry Moore, que está situada a su entrada. Y los miércoles por la tarde, desde las 6 hasta las 8.30, se puede visitar su interior gratis. Es la mayor colección de arte canadiense y el octavo museo en América del Norte por el tamaño, con sus 45 mil metros cuadrados, por lo que no te dará tiempo a visitar todo el museo en dos horas y media, tómatelo con tiempo, hay muchos miércoles al mes.




17. Buscar gangas en los Garage sale

En primavera y verano muchos de los jardines particulares y aceras se convierten en improvisados mercadillos, donde los vecinos venden sus trastos. La mejor época para ir de caza tesoros es a finales de julio, pues es cuando los universitarios vuelven a sus casas y venden muchas de sus cosas a precios de ganga, puedes encontrar desde neveras portátiles a ropa de marca. ¿Cómo enterarse? es muy fácil, los vendedores cuelgan anuncios caseros en las farolas del barrio con la información de su mercadillo, casi siempre son durante el fin de semana.

18. Visitar el Invernadero de Allan Gradens

En medio del parque Allan, uno de los más antiguos de la ciudad, hay un jardín invernadero con una enorme cúpula de cristal, parece un palacio de princesas, al que se puede acceder gratuitamente todos los días del año, desde las 10 de la mañana hasta las 5 de la tarde.

Yo vivía cerca y pasaba todas los días por delante, una mañana en medio del parque me encontré jaimas de colores y elefantes circulando... tras frotarme los ojos y asegurarme de no estar soñando, entendí que estaban filmando una película tipo bollywood y que el invernadero les servía de palacete.

19. Pasar la tarde Dundas Squear

La plaza de Dundas solo existe desde 2003, pero es uno de los puntos principales de la ciudad. Siempre está iluminada por paneles y televisiones, sus semáforos te indican cuando se puedes cruzar y mendigos y artistas piden en ella. En esta plaza puede haber de todo: festivales temático, conciertos, cine de verano, una marcha de zombis (la próxima será el 25 de octubre) ... y, por supuesto, árboles de navidad en invierno.


20. Free Tour Toronto

Son tours que ofrecen enseñar la ciudad a través de diversas temáticas, historia, arquitectura, street art... Son gratuitos y pueden durar varias horas, pero eso sí, si te han gustado y has aprendido con ellos deja una propina al guía.

21. Asistir a un concierto de Jazz

The Rex Hotel, Jazz & Blues Bar, sin lugar a dudas es mi lugar favorito de Toronto y el que más echo de menos. Se trata de un bar-restaurante en el que hay música en vivo, mayormente jazz, todos los días. Las funciones de las 6.30 suelen ser gratis, solo te tienes que sentar, pedir un café y disfrutar de la música. Eso sí, cuando el show termine, si te ha gustado déjales algo de propina en la tip jar. Los conciertos de las 9.30 suelen ser de pago (entre 6 y 9 dólares) menos los "Tuesday Jazz Jams" que son los martes de improvisación, en lo que incluso los asistentes que sean músicos pueden saltar al escenario.

22. Dar cambio a un mendigo 

En la plaza de Dundas y en la calle de Dundas Este, siempre hay mendigos que gritan por cambio, ¡Change!, que no te pase como a mí, que pensé que querían cambiar algún billete, lo que quieren es el billete entero.

23. Pasear bajo los cerezos en flor

HighPark se extiende en 161 hectárias al Oeste de Toronto. En sus explanadas se puede disfrutar de vistas impresionantes a la ciudad, de la fauna en libertad y la florade todo tipo, es como ir de excursión al campo pero sin salir de la ciudad. La actividad más popular del parque es ver florecer los cerezos a final de abril o principios de mayo, una gran experiencia la de dar la bienvenida a la primavera después del largo invierno.


24. Honest Ed's, la tienda que regala comida

Esta tienda llama la atención desde lejos, pues su fachada esta decorada con millones de luces que forman el logo de la tienda. En su interior se puede encontrar de todo (sí, de todo lo que te puedas imaginar) a precios súper bajos. Este bazar se hizo famoso, aparte de por sus precios, por regalar pavo antes de Navidad y Acción de Gracias y por invitar a toda la ciudad al cumpleaños del fundador, Ed Mirvish, el cual murió en 2007, y que ahora se celebra en su memoria el 24 de junio con música en las calles, perritos calientes y pastel gratis para todos.

25. Patinar sobre hielo

En invierno las fuentes y los lagos se convierten en pistas de patinaje, en las que patinar es gratuito, pero el el alquiler de patines no. La más popular es la de Nathan PhillipsSquare enfrente del ayuntamiento. Pero mi pista favorita está entre la universidad de Ryerson University y la Dudas Square.

No solo gente patina si no que también improvisan estadios de hockey, deporte nacional por excelencia, ejemplo de ellos son los canales de Toronto Islands en invierno.


26. Contar el chiste de toron ton tero


Intentar traducir este chiste a un ingles...
“Un hombre le dice a otro:
- ¿Sabes qué se ve desde la torre más alta de Toronto (la CN Tower)?
- No sé. Contesta el amigo
- Toron ton tero”
Yo no tuve suerte, nunca me entendieron.



27. Degustar exquisiteces en Saint Laurent Market

Aconsejo ir durante el fin de semana para ver el mercado en su máximo auge, no exagero, National Geographic lo premió como el mejor mercado del mundo en 2012. Como todo en Norteamérica es muy grande. Cuenta con varios edificios: el Norte es el de los agricultores y artesanos, mientras que el edificio Sur es más chic, pues es donde están los restaurantes, los puestos delicatessen y hasta hay una galería con exposiciones temporales, normalmente las exhibiciones giran en torno a la historia de la ciudad.

No seas tímido, déjate tentar por las muestras gratuitas que los tenderos dan los viandantes, sobre todo en la sección de queso.

28. Beber café gratis

Si eres amante del café expreso, lo siento, no existes de eso barato en esta ciudad. Sin embargo si te gustan los cafés gigantescos y aguados estás de suerte. La cadena oficial de cafés en Canadá es Tim Hortons, que vende cafeína a gran tamaño y precios muy bajos, yo era una gran fan en invierno, más que nada porque me ayudaba a calentarme las manos. Pero además cada año McDonald's Canadá regala a todo el mundo tazas de café durante un par de semanas, normalmente en otoño e invierno.


29. Viajar por el mundo sin salir de la ciudad

Toronto es ciudad de todos y de nadie, es decir hay tanta mezcla en sus calles que nadie es un outsider o forastero. Por ello hay un barrio para cada cual, cada distrito tiene su gastronomía, mercados típicos y durante el verano todos tienen su propios festivales, con puestos de comida por las calles y música en vivo. Es curioso ver como el nombre de las calles están traducidas en distintos idiomas según el distrito, estos son los barrios más destacados:
  • Chinatown, se extiende a lo largo de las calles Dundas Street West y Spadina Avenue. En este barrio se puede encontrar frutas y verduras muy muy baratas.
    Debido al aumento del precio de la propiedad en el centro de Toronto, muchos de los habitantes de Chinatown emigraron al extremo este de la ciudad, por lo que ahora hay un segundo barrio chino, con un gran arco decorado a su entrada, en Gerrard Street East entre Broadview Avenue y Carlaw Avenida.

  • Koreatown está situada justo en la zona de los negocios, a lo largo de la calle Bloor entre Christie y calles de Bathurst en Linda Seaton Village.
  • Little Italy, ideal para comer una porción de pizza italo-canadiense (nada tiene que ver con la italiana), este barrio está en la parte Oeste de College Street West.
  • Little India, este colorido barrio está lejos del centro, recorre la calle de Garrard pasado el parque Greenwood.
  • Greektown que se encuentra en Danforth Avenue, entre la avenida de Chester y Dewhurst Blvd., en el este de la ciudad.

30. Leer libros raros en una biblioteca rara

La biblioteca de ThomasFisher Rare, que forma parte de la Universidad de Toronto, tiene el mayor repertorio de libros raros y manuscritos de acceso público de Canadá. En ella se puede ojear manuscritos medievales o libros y periódico de gran antigüedad, también dispone de la Crónica de Nuremberg (1493), los primeros folios de Shakespeare (1623) y la Principia de Newton (1687), pero estos no creo que puedas ojearlos, pero los exhiben con frecuencia en sus galerías.

31. Domingos de música en el parque

Las tardes/noches de domingos de verano el parque de Trinity se llena de músicos y artistas que improvisan jams al ritmo de los tambores, los mejores días son los de luna llena.


32. Lécher les vitrines

Si eres fanático de lécher les vitrines, lamer los escaparates en francés, te gustarán las tiendas de Bloor Street, la calle de los negocios, allí las vitrinas son espectaculares, sobre todo en Navidad.

33. Pedalea la ciudad

Toronto es una de las mejores ciudades para ir en bici, pues es plana, bueno en invierno no lo es tanto por la nieve y el hielo.... Si no tienes quien te preste una bicicleta, y no quieres ir en streetcar, puedes alquilar bicicletas con el sistema de bike share de Toronto, por $7 24 horas, $90 al año, y podrás usar la bicis de forma gratuita durante la primera media hora.

34. Los Elvis Monday's

Es mítico Drake hotel, ofrece los lunes de Elvis, donde bandas indies se dan a conocer. Son conciertos de 15 minutos, en una noche puedes escuchar rock, clásico, punk, hindú.... por lo que es ideal para descubrir nuevas bandas y estilos musicales. Además hacen competiciones gastronómicas y puedes degustar los resultados. Tienes que mirar antes el calendario, pues este evento, que se lleva haciendo 30 años, no muy riguroso en sus fechas.


15 cosas que hacer en Toronto GRATIS


Artículos relacionados:

Viaja a las cataras de Niágara desde Toronto por solo 7 dólares

Los parques más bonitos de la Costa Este de Norteamérica

17 cosas que hacer en París GRATIS