Cómo ahorrar dinero viajando por Europa. Hacer turismo (II)

Consejos para explorar barato el viejo continente



Una de las cosas que prefiero de Europa es su seguridad, aunque sí que es verdad que hay algunos pick pockts, normalmente los hurtos no son ni violentos ni traumáticos. Lo que permite al turista poder pulular por casi todos los barrios haciendo fotos, mi actividad favorita al viajar.

Pero Europa no es uno de los destinos más baratos para viajar, la comida, el alojamiento, los museos, el transporte....te puede dejar sin ahorros. Aquí mis consejos para sacar el máximo provecho a tus paseos sin gastarte ni un Euro de más.

1. Consigue un mapa

Para conseguir un mapa gratis tienes tres opciones: ir a la plaza principal de la ciudad, donde suele haber un stad con mapas gratuitos e información. Otra opción es, pedirlo en la recepción de un hotel, aunque no te alojes allí, lo peor que te pude pasar es que te digan que no. Y/o descargarte el mapa en google maps de tu teléfono o tableta cuando estés en un lugar con wi-fi, desconectar los datos y dejar la wi-fi encendida así verás en todo momento donde estás.

2. Una vez que tengas el mapa, olvídate de él y piérdete por la ciudad.

Tal vez no veas todo lo que se “supone” que tienes que ver, pero es así como uno encuentra lo no escrito en las guías.


3. City Pass

Ahora están muy de moda, todas las ciudades europeas disponen de estos bonos que sirven tanto para usar la red de trasporte público como para visitar museos y monumentos. Te aconsejo que hagas los cálculos antes de comprar uno. Yo nunca he adquirido uno, pues haciendo cálculos llegue a la conclusión de que para sacar el máximo provecho al pass tenía que usar cuatro veces el trasporte público y visitar tres museos o monumentos al día, y a mí viajar así me estresa un poco. Además si tus vacaciones coinciden con un día feriado pierdes un día del bono, pues los museos están cerrados.

4. Compara las entradas on line

En ocasiones es un poco más caro que la entrada en taquilla, pero a mi parecer vale la pena, pues te ahorras las horas de cola. He visto colas de más de cuatro horas para entrar en el Vaticano, o la Sagrada Familia, y me he sentido súper feliz de saber que no tenía que ponerme a la cola y simplemente pasar, a veces pagar un poco más hace que tu día turístico sea mucho más provechoso.

5. Free Tours

Existen en todas las ciudades de Europa y hay miles de compañías distintas, que ofrecen tours de todo tipo (históricos, gastronómicos, de street art, de museos, etc.) y en todos los idiomas. Suelen salir de los puntos más importantes de la ciudad por la mañana 10 h o por la tarde 16 h. Y puedes tanto unirte en uno cuando los veas o apuntarte on line antes.

Todos los tours son gratuitos, pues legalmente no pueden ponerles precio y así enganchan a más gente, pero se presupone que si vas a uno de ellos le darás una propina al guía tras finalizar del recorrido. Duran alrededor de hora y media, en mi opinión merecen la pena pues aprendes un muchas anécdotas y el guía suele dar consejos de donde comer bien y barato.

6. Blogs, guías de viaje y consejos de locales

Con blogs de viajes, puedes encontrar un montón de consejos para explorar Europa, como que día es gratis ir al museo, promociones especiales, festivales... . Y para tenerlos siempre a mano te aconsejo que te descargues la app Pocket, así podrás leer los artículos sin Internet, estés dónde estés. Para conseguir guías de viajes gratis, legalmente, no dudes en darte una vuelta por la biblioteca de tu barrio.

Y siempre exprime a todos los locales con los que te cruces, en las recepciones, los restaurantes, compartiendo alojamiento o coche...y preguntándoles qué es lo que no te puedes perder del lugar.

7. Transporte.

Antes de comprar el primer billete infórmate de las opciones y pack de transporte que existen. Dependiendo de dónde te alojes te saldrá más rentable un bono u otro. Así mismo, infórmate de cómo usar los billetes antes de subir al vagón, pues en algunos países si no validas el billete en el anden te pueden poner una multa de 200 € o hacer que te bajes del tren a validar tu billete, depende del humor del revisor que te toque.

8. Pedalea por la cuidad

Es una nueva tendencia en Europa, en París puedes alquilar una bicicleta por 1,75 € al día, en Viena por 1 € al año o en Madrid por 2 € la hora. A mí me encantan, si el precio no me parece exagerado las alquilo, pues te permiten ir mas rápido y al final del día no te duelen tanto los píes.

Son más seguras de las bicis normales, pues son más pesadas y grandes, pero no te aconsejo usarlas si no estás acostumbrado a moverte en bicicleta por la ciudad. Si te animas a usarlas asegúrate de que la bicicleta esté en buen estado antes de usarla y de que la hayas aparcado bien al irte, no te vaya a llegar una factura inesperada.

9. Souvenirs baratos.

Muchas veces uno tiene que comprar regalitos a la familia durante el viaje y eso sale caro. Aquí mis tres consejos para ahorrar quedando bien con tus seres queridos:
  • Pásate por las tiendas del por mayor y los bazares, disponen de los mismos regalitos del centro, pero a mitad de precio.
  • Consigue la comida típica más barata en los supermercados, el envoltorio suele ser menos bonito, pero la calidad es la misma a un precio mucho más asequible,yo normalmente compro una caja bonita y voilà.
  • Visita los mercadillos. Tal vez los regalos no sean de segunda mano, pero seguro que serán únicos.

10. Lleva todas tus tarjetas contigo.

Sobretodo la de estudiante, pues en Europa todos los museos son gratuitos para los estudiante de menos de 25 años. Pero a veces un carnet de desempleado, de periodista o de familia numerosa te puede hacer entrar gratis a algún monumento.

Más consejos para exprimir Europa y no tu bolsillo:



Artículos relacionados: