Arte bajo La Gran Manzana

Cientos de estatuillas se esconden en el subway neoyorquino 



Uno de mis rincones favoritos de Nueva York es una parada de metro. Si has estado alguna vez en este subway pensarás que estoy mal de la cabeza -y tal vez tengas razón-, pero, aún así, te aconsejo que en tu próxima visita a La Gran Manzana pases por este insólito lugar.




En 14 th street con la octava avenida (trenes A, C, E y L) conviven más de cien estatuillas de bronce que representan la historia de Nueva York. Estas divertidas esculturas están por todos lados, de las vigas y barandillas cuelgan caricaturescas figuras construyendo el metro, en las esquinas se pueden encontrar mendigos descansando, en los tornos de la entrada hay pillos -de no más de 10 centímetros- que se intentan colar sin pagar y, por supuesto, de las alcantarillas salen enormes cocodrilos.



Es el tipo de sitio en el que, aunque hayas ido mil veces, siempre encuentras algo nuevo. Lo que más me gusta de esta parada es ver cómo los ajetreados transeúntes interactúan con estos monigotes. 



La estatua más popular es "Money bag head" (Cabeza de bolsa de dinero), pues se dice que si al pasar por su lado le tocas la cabeza ganarás más dinero. Los neoyorquinos deben de ser muy supersticiosos, pues el coco de esta estatua está reluciente.



El creador de "Life underground" (Vida bajo tierra) es Tom Otterness, un artista estadounidense que se caracteriza por exhibir sus obras en sitios públicos para que los transeúntes puedan jugar con ellas




Otro ejemplo de su trabajo es “The real world” (El mundo real), una instalación que se extiende por todo el parque de Rockefeller Park (en Battery Park City) y está compuesta por los mismos personajes, pero esta vez estos aparecen acompañados de animales de todo tipo. 

No te digo que este sea el lugar número uno en tu ruta por Nueva York, pero sí que te recomiendo que forme parte de tu itinerario. Quién sabe, lo mismo después de pasar la mano por la cabeza de Money bag head te toca la lotería.




Artículos relacionados: 

   

La letra pequeña del precio de la entrada al Museo Americano de Historia Natural de Manhattan